Actualidad
Por Vasti Abarca , 7 de noviembre de 2022 | 14:14

Ausente, pero no olvidada: 19 años desde que Cynthia Cortez apareció sin vida en Valdivia

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 23 días
Cynthia Cortez tenía 26 años cuando fue asesinada. Crédito: Archivo
Compartir

La tarde del viernes 7 de noviembre de 2003 quedó marcada a fuego en la memoria de la comunidad valdiviana. 

Tras siete días sin rastros de la estudiante de Arquitectura de la Universidad Austral, Cynthia Cortez, y en medio de una frenética búsqueda, su cuerpo fue hallado entre matorrales en el campus Isla Teja.

Hace 19 años

La universitaria de 26 años, había sido vista por última vez en la fiesta de Halloween que se realizó en su casa de estudios, el viernes 31 de octubre de ese año. 

Esa noche, Cynthia se juntó con varios amigos y amigas, con los que compartió hasta la madrugada, pero en un momento la perdieron de vista y no la volvieron a encontrar. Desde ese momento, durante una semana no se supo nada sobre su paradero.

La desaparición de la mayor de tres hermanas, movilizó a la familia valdiviana Cortez Pérez. Olivia, su madre, se percató la mañana siguiente de que algo extraño había ocurrido, cuando se dio cuenta de que su hija no había llegado de la fiesta, lo cual era inusual en ella.

Con el corazón apretado, se fue a trabajar a la feria, donde la familia tenía un puesto, pero la preocupación fue mayor y al medio día se devolvió a la casa para verificar si su hija estaba de regreso.

Sin embargo, no había noticias de Cynthia. 

Cynthia era la mayor de tres hermanas. Crédito: Archivo

La familia interpuso una denuncia por la desaparición y conversaron con los amigos que salieron con ella ese último día, quienes apuntaron al también estudiante de Arquitectura, Carlos Núñez, como la persona que estuvo con ella por última vez.

Según la carpeta investigativa y declaraciones que entregó el universitario, su primera versión defendía que después de bailar y estar largo rato con ella, la acompañó al baño, donde entró y no volvió a salir. 

Incluso aseguró que pidió a unas chicas que gritaran su nombre adentro del baño, pero nadie contestó. Por lo que decidió irse, dijo en ese primer testimonio.

Así pasó una semana hasta que el 7 de noviembre, en uno de los tantos rastreos que se estaban realizando por la ciudad, dos estudiantes avisaron que encontraron un cuerpo  entre matorrales ubicados en el sector del Jardín Botánico de la Universidad Austral.

Minutos después, y en primera instancia por la ropa, se confirmó que se trataba de Cynthia Cortez.

Condena

Con el hallazgo, se abrió un proceso judicial en búsqueda de una explicación y posibles culpables. El cuerpo de Cynthia presentaba lesiones en distintas partes del cuerpo, como cara, cráneo, y también golpes de puño.

Las pericias de la autopsia revelaron que la causa de muerte fue “asfixia por estrangulación de tipo homicida".

Durante la investigación, el principal sospechoso fue Carlos Núñez, apuntado como el último que vio con vida a Cynthia. Pese a que primero alegó inocencia, luego cambió su versión oficial y confesó el crimen.

Según la carpeta investigativa, el joven entregó una detallada declaración en la que reveló cómo terminó con la vida de Cynthia cuando se encontraban por la ribera norte del Calle Calle, a orillas del Jardín Botánico. 

Declaró que allí, en un socavón, escondió el cuerpo tras asfixiar a la muchacha con sus manos.

El 26 de enero de 2004, Carlos Núñez fue sometido a proceso por homicidio simple, y cuando tuvo acceso a un abogado aseguró que él no era el culpable y cambió nuevamente su versión, acusando presiones por parte de la policía para que se declarara culpable.

Tres años después de la muerte de Cynthia, y tras una compleja investigación, en 2005, el Primer Juzgado del Crimen de Valdivia condenó a Carlos Núñez, de 22 años, como autor de homicidio simple de Cynthia Cortez, lo que le significó una sentencia de ocho años de cárcel.

Sin embargo, Carlos siguió defendiendo su inocencia, apoyado por su familia; una versión que los padres de Cynthia nunca creyeron y no dudan de la culpabilidad del condenado, ante lo cual una sentencia de ocho años no fue suficiente.

“En este país mientras no haya justicia verdadera estas cosas van a seguir pasando. Los jueces deberían estudiar para ser jueces, no debería pasar un abogado a juez, sino que un tiempo de perfeccionamiento", declaró Olivia Pérez en 2016 a la Revista Temporada.

Cynthia Cortez. Crédito: Archivo

“Se les crearía más conciencia a ellos. Toman un caso, como el de mi hija, y por más bulla que metí llegó a la mano del juez y le dieron ocho años, originalmente sin beneficio, pero en el camino las cosas se arreglan. Por la justicia me sentí defraudada, pero muy defraudada”, agregó.

Y concluyó: "Como mínimo debieron haber sido 15 años de condena. No así por la ayuda que se me brindó por parte del presidente Lagos, Carabineros, Investigaciones y por supuesto de toda la comunidad valdiviana, de ellos estoy muy agradecida”.

 

 

 

 

 

El 6 de junio de este año, el estudiante de la Universidad Austral salió de su casa tras buscar la dirección de un profesor en Google Maps. Familia critica falta de apoyo y pide aclaraciones a la institución educativa, mientras Fiscalía explica el proceso investigativo.

Ver más

Oriundo de Santiago y empedernido animalista, estudiaba Ingeniería Forestal en la UACh. En octubre de 2021, su cuerpo apareció flotando en el río. Forense contratado por la familia explica su investigación, mientras que Fiscalía no tiene plazo de cierre para diligencias.

Ver más

Apasionado por el fútbol, fue el primer puntaje de su carrera y ya tenía metas trazadas en su tierra natal. A dos semanas de cumplir 21 años, en octubre de 2005 fue visto por última vez en el centro de la ciudad. Un mar de testimonios nunca dieron una gota de certeza.

Ver más

Desapareció el 20 de octubre de 2002 y encontraron su cuerpo 19 días después. El abogado que representó a su familia insiste en que fue un homicidio, mientras que el psicólogo forense que defendió absolución de cuatro condenados por el delito, asegura que fue "muerte accidental".

Ver más

En las últimas dos décadas se han registrado desoladores casos, en su mayoría sin resoluciones ni culpables. Tres estudiantes desaparecieron en este último año: dos fueron hallados sin vida y uno sigue sin rastro. Fiscalía asegura que estos casos son de “gran relevancia”.

Ver más
Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Lanco, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel